10 claves minimalistas para maximizar tu vida

Adéntrate en el estilo minimal. Sé minimalista, my friend.

¿Estás cansada de ver que -por mucho que limpies y ordenes- no tienes un armario digno de ser publicado en Pinterest o un salón que sea la envidia de todo Instagram?

No te preocupes, tras mucho investigar y «dotorear», aquí van las claves por las que querrás tirarte de cabeza en el minimalismo y ahorrar tiempo limpiando, ordenando y dedicando horas de tu ocio a tu hogar. ¿A que no habías visto la simplicidad desde este punto de vista? -sé que nos quieres, nosotros a ti también-.

Aquí van los 10 mandamientos minimalistas a seguir para maximizar tu vida:

 

1. Purga, no organices.

Sales de trabajar y te pones a organizar tu casa. Mañana sales de trabajar y ordenas tu casa. Pasado, lo mismo. El domingo limpieza general. ¿El día de la marmota? No, es que si tu organizas y ordenas ahora, significa organizar y reordenar después. Y así una y otra vez. ¿Nuestro consejo? Si hay algo que no lo hayas tocado en seis meses, dónalo o tíralo pero no lo guardes. Si no está, no hay que limpiarlo y recolocarlo 😉

10 claves minimal Dekodirect

 

2. Ten en cuenta lo «repe».

En el punto 1 decíamos que, si no lo usas, alguien le encontrará uso y sino al contenedor. Ahora vamos más allá: ¿sábanas? ¿toallas? ¿de verdad crees que es necesario tener 15 toallas? ¿y las sábanas de tu madre con sus iniciales? ¿de verdad? Bueno, y ya no voy a hablar de los 8 tazones para el desayuno o el montón de cuchillos como si todas las noches cenasen chuletones el vecindario entero en tu salón. No voy a sacarnos más los colores, sólo apuntaros esta máxima: Elementos duplicados no, gracias, no hay que dejarlos crecer. 

10 claves minimal Dekodirect

3. Detener la caza de gangas.

Todos sabemos que cuando Ikea dice aquello de «edición limitada», sentimos una necesidad de correr al centro sueco más cercano y hacernos con esas bandejas, tazas, cestos y todo aquello que creemos que si lo dejamos pasar nos arrepentiremos toda la vida porque nuestras aceitunas necesitaban ese bol color verde mint, por ejemplo. Señores, no se me engañen, no caigan, sé que la sensación de hacerte con ello es inexplicable pero tenemos que comprar lo que necesitamos (sólo lo que necesitamos) y cuando lo necesitemos. Por mucho que nos guste no significa que tenga que ser nuestro. Amén, hermanos.

Pero, ¿y si es inevitable? vale, ya hemos aprendido que no hay que consumir por consumir pero, en el caso que haya que consumir, ¿qué tal si intercambiamos algo viejo por algo bueno? también conocido como «dejar salir antes de entrar», 😉

10 claves minimal Dekodirect

4. Cambia la finalidad de tu tiempo.

Dicen que los americanos pasan 8 horas a la semana limpiando. ¿1 hora al día -contando lavar, tender y planchar- y dos el domingo? yo debo ser muy lenta, pues. Lo que sí que os digo -y aquí viene el mantra número 4- es que el tiempo que dediquemos a limpiar nuestro desorden es tiempo que le quitamos a nuestro ocio. Si hay menos que ordenar, hay más tiempo para desordenar -en qué lo emplees ya es cosa de cada uno- 🙂

pp12

5. Úsalo o déjalo ir.

Abre tu armario de par en par. Visualiza una reforma mínima. ¿Qué te pones? Si te da mucha pena o no te atreves, siempre puedes pensar que con menos para elegir hay menos estrés en vestirse y mucho menos tiempo tirando cosas a lavar.  El otro día leí que sólo necesitamos 33 piezas en nuestro armario -icono del grito de Munch-. Yo no voy a ser tan extremista pero seguro que hay un buen montón que no nos deja llegar a lo que verdaderamente nos sienta bien.

¿Te sigue costando? pues sigue con el armario abierto, míralo y pregúntate si lo usas con la suficiente frecuencia como para justificar mirarlo todos los días. Sí exprimidor, te estoy mirando a ti.

10 claves minimal Dekodirect

6. Empieza con algo pequeño.

No te propongas hacerlo todo hoy porque te desesperarás, lo odiarás y acabaremos peor que donde estábamos al principio. ¿Nos proponemos hoy los cajones aprovechando que el «momento suéter» está a la vuelta de la esquina? Abre hoy dos y comienza a evaluar. Sin estrés. Con calma. Slow life que le llaman ahora. Luego, de premio, un cervecita.

10 claves minimal Dekodirect

7. Mira hacia el futuro.

Este post es filosofía pura pero vamos a hacerlo más terrenal. Si crees que tienes una leve adicción a las posesiones, trata de imaginar esa cosa en tu casa en seis meses a partir de ahora. ¿Ves qué fácil es ver qué se puede evitar guardar?. Otro consejo: Bárbara, de Mi cesta de Mimbre, en vez de guardar le hace una foto y se deshace de eso, por si así es menos traumático el cambio a «la vida mínimal»

10 claves minimal Dekodirect

8. Hazlo ahora.

¿No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy? Pues nunca dejes para más adelante lo que podías ordenar ahora y no dejes algo en casa que no debería estar (especialmente si esa cosa es la basura). Va, que sé que no sólo se me olvida sacarla a mi ;).

pp 15

9. No se puede parar, no se detendrá.

Minimalismo, como la vida, es un proceso. Tenemos que mantenernos siempre alerta porque sino, en el momento que menos nos lo esperemos, el desorden nos encuentra. Por eso, antes de empezar en esta forma de vida, ¿qué tal si hacemos una lista de deseos minimalistas? Puede empezar por qué queremos tener, cómo nos lo imaginamos y terminar, si os parece, con experiencias que nos apetece hacer pero que no van a estorbar en casa. Sí, a veces tenemos que plantearnos hobbies alternativos al manido «ir de tiendas».

10 claves minimal Dekodirect

10. Menos es más.

Menos es más y por eso nada más que añadir.

10 claves minimal Dekodirect